Las últimas

Con la tecnología de Blogger.
sábado, 26 de octubre de 2019

Lloramos al sepultar a nuestros difuntos y luego los olvidamos




Panteones, Lugares Donde Sólo
se Inscriben Los Nombres de los 

Protagonistas de la Historia





Al Autor de “Los Cuatro Barrios”, Jesús Reyes Ruiz, le “quitaron” 20 años de vida./ La “G” de Francisco Hornedo./  Lastimoso “señorial zenotafio” dedicado a los ilustres hijos del Estado./Francisco Díaz de León y los dueños de Ojocaliente./ 

POR MATIAS LOZANO DIAZ DE LEON 

A los panteones, no obstante ser sitios llenos de interés, generalmente sólo se asiste por dos motivos principales: cuando es sepultada alguna persona cuya vida estuvo ligada a la nuestra o, cuando es a nosotros a quien se da sepultura, no obstante ser lugares llenos de “vida”, de historia, aunque sólo se encuentren inscritos en las lápidas los nombres de los protagonistas.

De algunas administraciones a la fecha se ha notado interés en aprovechar el potencial histórico de, sobre todo, los panteones más antiguos que existen pero pudiera rescatarse mucho más del pasado de Aguascalientes, para las generaciones actuales y las que vengan.


Un breve recorrido por algunos de los muchos pasillos y vericuetos del Panteón de la Cruz (el de Los Angeles es, de hecho, el mismo, sólo que se entra por la puerta que indica su nombre), basta para concluir que aun tratándose de “tumbas”, el “silencio” es relativo, porque a cada paso el visitante se encuentra trozos de historia quejumbrosos que demandan su integración.
 Uno de los mausoleos más destacados es sin duda el de los que fueron propietarios de la Hacienda Ojocaliente. “Esta posiblemente sea una de las joyas escultóricas más importante de Aguascalientes, propiedad de la familia Escobedo, de estilo renacentista y realizado en mármol de Carrara, que muestra el encuentro de dos niños al pie de la tumba y una mujer frente a ellos señalando el cielo como d ando sentido a la separación del ser querido. Los niños, símbolo de la inocencia escuchan atentos. El detalle escultórico de asombrosa manufactura fue realizada en San Luis Potosí por los hermanos Biagi”. (Carraraes un municipio italiano de la provincia de Massa-Carrara, en la región Toscana, es el centro de una importante industria marmolística, gracias al famoso mármol blanco que se extrae en sus proximidades, que se conoce como "mármol de Carrara". Entre los siglos XVXIX, Carrara y Massa constituyeron el Ducado de Massa y Carrara.

 En esa propiedad, en la fosa marcada con el número  113, está Francisco Díaz de León. Tiene la inscripción “29 de febrero de 1892” (que debe ser la fecha de su muerte). Y el anuncio: Aurelio Vázquez, escultor y constructor.( 5 años más tarde, el 24 de septiembre de 1897 según su biografía, “nació en Aguascalientes el destacado dibujante, pintor, grabador y editor Francisco Díaz de León, y murió en la ciudad de México el 29 de diciembre de 1975. Hijo de Francisco Díaz de León (¿?) y de Ignacia Medina, tuvo una infancia cercana a los libros, pues su padre poseía un taller de encuadernación en el barrio de Triana. Desde niño mostró inclinaciones por el dibujo, por lo que fue inscrito en la Academia de Dibujo de José Inés Tovilla. Al terminar la primaria, entró a trabajar en los Talleres del Ferrocarril Central Mexicano, lugar en donde montó su primera exposición, en compañía de su amigo Gabriel Fernández Ledesma) 

Ahí están también, los restos del Lic. Enrique Escobedo, quien se sabe que nació un 30 de junio, mas no de qué año, y murió en Febrero 28 de 1906; Ana Ma. Díaz de León de Escobedo, quien vivió de 1871 a 1935; Ma. Del Carmen Escobedo, de 1905 a 1933; José H. Escobedo, nacido, se sabe, un 19 de enero, pero no de qué año, y falleció el 9 de febrero de 1941; Jesús Gómez Portugal y Güinchard: Sep 26 1889; Ma. Del Pilar Loyola Matute, 4-abr-57 al 24 de Sept. del 57; Javier Loyola Matute, 26 de junio del 58.

Ignacio Loyola Matute, Enero del 65; Guillermo Antonio Loyola Escobedo, “Mayo 23, Mayo 91”.
En las proximidades de la propiedad de los Escobedo, se encuentra la tumba de Jayme Armengol, “7 de abril de 19032; la de Enrique Pani (apellido de cuyo origen nos narra el profesor Alfredo Hornedo), “6 de Oct. de 1890”; de Ricardo Pani, “15 de mayo de 1893”.


Encontramos también el sitio que guarda los restos del Coronel Jesús Gómez Portugal, “Gobernador 3 veces, dos de interino y una constitucional; en 1875 falleció en SLP y “reinhumado” aquí, en 1881, siendo gobernador Miguel Güinchard.

Francisco Hornedo Bengoa (Francisco Gómez Hornedo Bengoa) “12 de abr de 1847-1890”. Gobernador y comandante militar en 1876-1877. Gobernador Constitucional en 1885-1887.
Llama la atención la tumba –marcada con el número 338- de doña Ignacia Pérez Morales, quien vivió del 27 de mayo del 34 al 19 de enero del 2005, por la inscripción, poco ortodoxa, en su costado: (Ojo, såeñores correctores: dejar la cita siguiente, tal cual, por favor) “Mi soldadita querida, hay mi soldadita ¿por qué ofrendaste tu vida para poderme salvar? Hay, mi soldadita; me hubieras dejado morir, ya me hivan a fucilar”.


Siguiendo nuestro recorrido, entramos en un mausoleo un homenaje “A la memoria de los ilustres hijos del estado, en especial a Felipe Cosío, quien fue nombrado gobernador por aclamación popular. El Gobierno del Estado les dedica este señorial zenotafio”. Y, tras esa lectura, no podemos evitar reirnos por la poca m… emoria de quienes hacen esa ofrenda, en tan “señorial zenotafio”, a los ilustres hijos del Estado. 

“Tumba ferrocarrilera”.- Es como se conoce este mausoleo de mármol blanco que data de 1904, y el barandal, de mayo 5 de 1905. Es una de las más antiguas del Panteón de la Cruz. Está dedicada a la memoria de la señora Librada Pérez de Flores, quien vivió de mayo 27 de 1838, a abril 1 de 1904. La cripta fue elaborada por la empresa Brizio y Gusmeri, de Guadalajara, Jal. Fue hecha a costa del Sr. Santiago Flores, esposo de la finada. Lo de “tumba ferrocarrilera” se debe a que la mayor parte de los elementos con que se construyó provienen de los entonces incipientes talleres del ferrocarril. 


En el pasillo próximo a la salida cuya puerta muestra la Omega –última letra del alfabeto griego, que representa el fin de las cosas- construida por don J. Refugio Reyes, descubrimos la tumba del autor de “Los Cuatro Barios”, Lic. Jesús Reyes Ruiz, en cuya inscripción vemos que nació el 2 de junio de 1907 y murió “en febrero de 1968”, lo que es inexacto, ya que la fecha de su, hasta ahora inexplicable suicidio ocurrió en realidad en el año 1988. Los restos de quien fuera además de excelso poeta y obtuviera varios premios por sus piezas literarias destacado diplomático y representara a México en diversas embajadas, se encuentran en el sitio donde descansan los restos de su madre, doña María Ruiz de Reyes Barrientos, quien murió l 7 de marzo de 1954.

Poco antes, en el lote 342, vimos la tumba donde fue sepultado el maquinista Ventura Salazar, con cuya clasificación de héroe no todos los ferrocarrileros que lo conocieron están de acuerdo, y de lo que habremos de ocuparnos en otra ocasión.

















PIES DE FOTOS:

1.- La tumba de Jesús Gómez Portugal y Guinchad (En 1863 fue deportado a París. Escondió la bandera nacional que portaba su escuadrón, a su regreso la entregó al Congreso del Estado de Aguascalientes, donde se conserva. Regresó para seguir combatiendo y ocupar nuevamente en 1866 la gobernatura del estado, en forma provisional, designado por Benito Juárez.

2.- De la Familia Escobedo

3.- El mausoleo de los Escobedo guarda también restos de personajes de otras familias.  

4.-La imagen del angel y la niña en posición de oración.

5.-La tumba de Jayme Armengol… 

6.- Ricardo Pani, de los grandes constructores que han vivido en Aguascalientes. 

7.- Coronel Jesús Gómez Portugal

8.-Francisco G (Gómez) Hornedo Debido a su gestión el Ferrocarril de Occidente parte de Aguascalientes, concluyó el Teatro Morelos, fundó la Academia de Música y emitió la Ley de Instrucción Secundaria.


9.-“Mi Soldadita…”

10.Un “señorial zenotafio”.  Fue nombrado gobernador sustituto de Felipe Nieto. Cosío, junto con el Congreso local, evitaron que Aguascalientes volviera a ser anexada a Zacatecas… El gobierno de Zacatecas lo desconoció políticamente y hostigó militarmente; Cosío organizó la resistencia local, al mismo tiempo que luchó en contra de la invasión norteamericana. También abrió el Tribunal de Justicia. Un municipio del estado lleva su nombre.


11.- La tumba ferrocarrilera, de las más antiguas que se hallan en el Panteón de la Cruz.

12.-Otro aspecto de la tumba ferrocarrilera.

13.-La tumba de los Salazar.

14.Por si alguien quiere llevarse algo más que “un puño de tierra”… 

Lloramos al sepultar a nuestros difuntos y luego los olvidamos
  • Title : Lloramos al sepultar a nuestros difuntos y luego los olvidamos
  • Posted by :
  • Date : 23:26
  • Labels :
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: Lloramos al sepultar a nuestros difuntos y luego los olvidamos Rating: 5 Reviewed By: Cortando por Lozano
Subir