Las últimas

Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 11 de enero de 2017

"Emprendedores de pupitre"


Las Instituciones de Educación Superior, 
sin capacidad para formar emprendedores

Alicia Sánchez Muñoz 



EN LA ACTUALIDAD, ser emprendedor es una idea que las universidades públicas les inculcan a sus alumnos, pero parece ser sólo cuestión de discurso o para integrarlos a las actividades y eventos que las instituciones dedicadas a impulsar a los emprendedores y nuevos empresarios desarrollan, como por el ejemplo el Instituto Nacional del Emprendedor y las dependencias que tiene cada estado para esta actividad..

SE TIENE LA percepción de que las Instituciones de Educación Superior (IES) “cumplen” con la formación emprendedora de manera superficial, atendiendo a los programas oficiales que están determinados en el Plan de Desarrollo Nacional y no como debería de estar sucediendo, a sus planes de estudios...

EL MEOLLO DEL asunto parece estar en que las IES no cuentan con planes de estudios para formar este perfil. Por más que sus rectores y directores lo griten a los cuatro vientos para que los capten los periodistas y los difundan en las redes sociales, lo cierto es que sus contenidos no dan para ello...

MUCHO SE DICE en el ambiente empresarial, sobre todo entre quienes lideran empresas innovadoras a nivel internacional, sobre las deficiencias del sistema de educación superior, y no sólo de México, sino a nivel internacional y han cuestionado  el papel de éstas en la formación de empresarios con visión innovadora. Pero esto no se queda solo en palabras, porque las han puesto en evidencia los llamados Chief Executive Officer (CEO´s por sus siglas en inglés) de empresas tecnológicas altamente rentables en poco tiempo de haberse fundado (aunque a estas personas en México los conocemos como los directores generales, fundadores o emprendedores ya consolidados), que han dejado sus estudios universitarios para formar sus empresas que ahora están valuadas por miles de millones de dólares.

Lo cierto es que los jóvenes universitarios mexicanos, y hablemos sólo de los que cursan sus estudios con enfoque tecnológico, o sea, ingenierías; generalmente son emprendedores de pupitre, cuando se gradúan difícilmente continúan con sus proyectos emprendedores que iniciaron en la universidad, pocos, muy pocos, llegan a hacerlo; prefieren dedicarse a las actividades para lo que fueron formados: obreros altamente calificados.

Esto también nos lleva a otra reflexión: el Gobierno Federal tiene programas de financiamiento para realizar eventos que se ocupen de promover el espíritu emprendedor, la mayoría de ellos está dirigida a los jóvenes estudiantes, verbigracia, la Semana Nacional del Emprendedor, que se realiza a nivel nacional,  y el Campamento Emprendedor, que lo lleva a cabo el Estado de Aguascalientes. Ambos implican un costo monetario muy alto y por supuesto dirigido completamente a los jóvenes, pero el problema es que con actividades muy superficiales, finalmente entendemos que no son de formación, sino de mera promoción y fomento, aunque algunos piensen lo primero.

Vemos cómo los jóvenes se abalanzan a esos eventos y se enorgullecen del estatus que les da sentirse emprendedores, porque en la actualidad, ser emprendedor da prestigio, pero la realidad es que para ser emprendedor, lo primero que debe contar no es tener una idea de negocio, sino tener detectada una necesidad en el contexto social, como dijera recién un experto, y ese es un paso importante...

Yo agregaría que el tener detectada esta necesidad sigue ausente en la conciencia de emprendedor, si la persona que lo lleva a cabo no es la indicada porque no tiene, en primer lugar, un espíritu resistente; luego, una mentalidad humilde y le siguen, una férrea tolerancia a la frustración, aceptación y capacidad para aprender del fracaso y una perseverancia, valga la redundancia, constante.
En resumen, quien no tiene competencias actitudinales para ser un emprendedor, por más buena que sea la necesidad que ha detectado, no podrá levantar una empresa.

Eso es sólo en lo que se refiere a la condición humana, no quiero ni pensar quá hay de la formación técnica, donde caben temas como la educación financiera, la toma de decisiones, el liderazgo, el conocimiento del mercado, pero no hablamos de una concepción como la que tienen los programas de estudios de materias como finanzas, mercadotecnia, psicología, etc. ¡No! hablamos de una realidad, de lo que estamos viviendo, porque es difícil cambiar una mentalidad colectiva para posicionar un nuevo producto o marca en el mercado.

Conocer el mercado en los términos de un emprendedor real, es tropezar tantas veces como sea necesario, para enfocar su producto a su segmento; es conocer la corrupción que existe en los mercados, (Porque desafortunadamente también aquí se da) entre los clientes y proveedores, para introducir tus productos en una cadena de tiendas. Y créanme, esto no se enseña en las Instituciones de Educación superior, porque para empezar, los profesores son meramente académicos, la mayoría nunca han vivido una experiencia de este tipo. Personalmente pienso que ni siquiera saben que existen este tipo de situaciones en el área de conocimiento que ellos tienen. Aunque no generalizo. También están en la academia emprendedores y empresarios que saben de esto, pero son contados, son los del grupo minoritario.


Bajo estas circunstancias, y habrá que meterse cuidadosamente a los planes de estudios, pero de algunos que he analizado, definitivamente las IES no son formadoras de emprendedores, lo reitero y sé que es muy conocido y repetitivo: son formadores de empleados con todo y esa mentalidad.
"Emprendedores de pupitre"
  • Title : "Emprendedores de pupitre"
  • Posted by :
  • Date : 20:57
  • Labels :
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: "Emprendedores de pupitre" Rating: 5 Reviewed By: Cortando por Lozano
Subir